lunes, 13 de agosto de 2012

Diarios de un Vocho: Tepoztlán, pueblo mágico

Tepoztlán, ubicado en el norte del estado de Morelos -a poco más de 70 kilómetros del DF y a una escasa hora de la central de autobuses de Taxqueña-, es un hermoso y pintoresco municipio que está declarado como Pueblo Mágico por la mezcla de encanto, tradiciones, y variedad cultural que atesoran sus mercados  y calles centenarias.

Aquí, algunos de sus principales atractivos turísticos:


El ex-convento de la Natividad: dedicado a la virgen de la Natividad fue construido por los indígenas tepoztecos bajo las órdenes de los frailes dominicos entre los años de 1555 a 1580, de donde partián a evangelizar Tepoztlán y sus pueblos. Es, sin duda, el principal atractivo turístico del municipio, junto al cerro de El Tepozteco, cuya cúspide alberga una pirámide erigida en honor al dios Ometochtli-Tepuztécatl, representante de la fertilidad y la cosecha.


En el interior del ex convento sentirás de inmediato esa aura de paz y espiritualidad tan característica de los recintos sagrados que encierran entre sus gruesos muros siglos de historia.  


Detalle del interior del ex convento visto desde el segundo piso.


El claustro del ex convento está decorado a su alrededor con grabados de carácter religioso. 


En el segundo piso encontrarás un mirador, donde podrás apreciar el cerro de El Tepozteco. 


Vista panorámica de Tepoztlán, vista desde el ex convento. 


En 1993 el INAH crea un proyecto de restauración y en 1994 el ex convento de la Natividad fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En la imagen, detalle de un grabado con motivos religiosos.


Reyes con cola de pez sostienen un emblema dedicado a la Virgen María. 


Detalle de la fachada principal del recinto religioso.


Actualmente, el ex convento es la Parroquia de la Natividad. 


En el interior del recinto también encontrarás un museo que cuenta con una colección de piezas arqueológicas y relativas al periodo de la Revolución Mexicana aportadas por la gente de Tepoztlán. Se encuentra en lo que fue el granero del ex-convento de la Natividad. 


El mercado de artesanías es otro de los grandes atractivos turísticos. Se encuentra en las inmediaciones del ex convento. 


Aquí podrás encontrar una gran variedad de artesanías con el colorido tan característico de la cultura mexicana. 


Las cestas de mimbre son uno de los principales artículos del mercado.


Tanto turistas mexicanos como extranjeros -es habitual escuchar una mezcla de idiomas en las cafeterías y mezcalerías- se fusionan por las callejuelas de este municipio morelense.  


Junto al zócalo de Tepoztlán y en las proximidades del ex convento, encontrarás un mercado de comida. Aquí se pueden encontrar diferentes platillos mexicanos como quesadillas, itacates, tlacoyos, pancita, barbacoa, cecina de Yecapixtla, tacos acorasados, mole, pozole, aguas frecas entre otros manjares. Muy recomendado por su variedad, su calidad y por el buen precio que ofrecen. Si quieren comer rico y a buen precio, es una excelente opción. Imperdible especialmente para los turistas extranjeros.


Si por algo se caracteriza los pobladores de Tepoztlán -al menos según nuestra experiencia- es por su cercanía y hospitalidad con el foráneo.  



En el mercado de Tepoztlán también encontrarás una gran variedad de textiles. 

La Ficha:
¿Dónde está?
Tepoztlán se ubica al norte del estado de Morelos. Colinda hacia el norte con el Distrito Federal (Delegación Milpa Alta), al noreste con Tlalnepantla, al este con Tlayacapan, al sureste con Yautepec, al sur con Jiutepec, y al noroeste con Cuernavaca (capital del estado de Morelos) y con Huitzilac. 

¿Cómo llegar?
Si estás o vives en el DF, toma el metro que te lleve hasta Tasqueña (línea azul). Y ahí, bajando, encontrarás la terminal de autobuses del sur. Hay varias compañías que te llevan a Tepoztlán. En nuestro caso viajamos en Pullman de Morelos. El precio del boleto fue 104 pesos mexicanos (sólo ida), y las salidas son muy frecuentes (cada 20 minutos aproximadamente). La duración del trayecto es poco más de una hora, aunque el regreso, especialmente si viajas en domingo, se puede extender hasta las tres horas por el tráfico de entrada a la capital mexicana. La central de autobuses de Tepoztlán está a la entrada del municipio, pero puedes ir dando un paseo de 10 o 15 minutos hasta el zócalo -no tiene pierde, "es todo derecho"-. Si no quieres caminar, también hay taxis colectivos a buen precio. 

¿Cómo moverte?
Una vez que estés en el zócalo todo prácticamente gira en torno al ex convento de la Natividad -el mercado de artesanías, el mercado de comida, los tianguis culturales, los restaurantes, las cafeterías...-, por lo que nuestra recomendación es que te calces uno buenos tenis deportivos y camines admirando todo cuanto sale a tu encuentro. 

¿Dónde hospedarte?
Aunque en nuestro caso sólo pasamos el domingo, en los alrededores del zócalo encontrarás una amplísima variedad para hospedarte. Desde pintorescas posadas, a cabañas, hasta hoteles. Los precios varían, lógicamente, según lo que vayas buscando y también según la temporada. Ejemplo: preguntamos en un pequeño hotel que se ubica en la avenida principal del municipio -a menos de 5 minutos del zócalo- cuánto nos costaba pasar la noche del domingo y el precio era de tan sólo 250 pesos en una habitación para dos personas. Asimismo, Tepoztlán es ideal para ir en grupo, pues la mayoría de hoteles ofrecen habitaciones para 4, 6 y hasta 8 personas. 

¿Dónde comer?
Por este apartado ni te preocupes. En cualquier parte de Tepoztlán vas a encontrar una infinita variedad de lugares para comer. Pero, como ya comentamos, si buscas algo muy muy típicamente mexicano, bueno, y a excelente precio, el mercado que hay entre el zócalo y el ex convento es un lugar ideal. No dejes tampoco de probar la exótica variedad de nieves que ofrecen las tienditas que hay junto al zócalo. 

Recomendaciones
Compra tu boleto de regreso al llegar a la central de autobuses. El domingo en la tarde la fila para adquirir uno es kilométrica. 
Si te gusta la fotografía, Tepoztlán es un lugar idóneo. 
No dejes de entrar a las mezcalerías que hay en las proximidades del zócalo. Ten en cuenta que estás en el municipio donde pasó sus últimos años la gran ¡Chavela Vargas!
Viste ropa cómoda y fresca, ten en cuenta que en Tepoztlán el clima es bastante más caluroso que en ciudad de México. 
Aunque, debido a la falta de tiempo, no subimos al cerro de El Tepozteco, la absoluta mayoría de pobladores y de turistas que ya visitaron este municipio mágico, recomiendan subirlo. Eso sí, hazlo con calma: la subida es de, aproximadamente y según tu condición física, de una hora. 
Tepoztlán no es un municipio mágico producto de la casualidad: sus pintorescas calles empedradas atesoran el encanto de siglos y siglos de historia y cultura que hoy se abren ante nosotros. 




4 comentarios:

Fernando dijo...

Vamos a la magia!!!


No soy Fredy, me he aprovechado de que ha usado mi máquina para subir: 'Cuba sin Fidel', la tecnología del IPad le impide añadir fotos...

Espero que sepas quien soy!!! un abrazo grande de Fredy y mío!!!

Cantemos: y cuando vuelves hay fiesta en la cocina.., hay un asiento del auditorio nacional que me está esperando!!!

Manu dijo...

Hola Yey!!! así que usando blogs ajenos, eh? jeje Me da mucha alegría saber de ustedes. Y ya sabes, cuando vengas a ocupar tu asiento en el auditorio, avisa!! Un gran abrazo!!

El Eskimal dijo...

Me gustan estos Diarios de un Vocho. Ya me dieron ganas de irme de paseo Manu, pero primero, me buscaré mi cámara fotográfica. Abrazos Manu, a ver cuándo quedamos con el Nacho para hacer algo. Lindas las fotos.

Manu dijo...

Hola Eskimal! qué bueno tener por estas latitudes de nuevo. Te recomiendo mucho una escapada a Tepoztlán, es un pueblo mágico realmente. Ideal para tomar unos mezcales, comer bien y a buen precio, y dar un paseo inspirador por sus calles centenarias.
Un abrazo de vuelta!!
Pd: pon una fecha y lugar y nos vemos con nacho, que ya toca reunirnos.