lunes, 29 de marzo de 2010

DRÁCULA MERECÍA OTRO FINAL

Manuel Ureste
Pues sí. Drácula merecía otro final. Lo digo porque después de chutarme las más de 400 páginas de la novela, como que me quedé un poco incompleto. Insatisfecho. Con una ligera sensación de ni fú ni fá y con la impresión de que el bueno de Bram Stoker, en realidad, ya estaba hasta la madre del dichoso Conde y de sus juergas nocturnas por los antros más Emos de London city.
El argumento ya se lo saben de sobra. El Conde Drácula es el protagonista de esta obra de finales del siglo XIX inspirada en la vida y milagro de Vlad Tepes, más conocido por sus carnales como 'El Empalador' -ahí es nada mi primo-. La acción comienza a bordo de un carruaje en cuyo interior viaja el abogado inglés Jonathan Harker, el cual se dirige a la tenebrosa Transilvania para concluir una compra que el Conde había realizado con anterioridad en Londres. A su llegada al castillo todo es cordialidad y buen rollito. Ya saben, que si una copita de Magno por aquí, que si un whisky a palo seco por allá. En fin, todo bien chido... hasta que el bueno de Harker empieza a olerse que, en efecto, algo apestaba a muerto en aquel castillo. O mejor dicho: a 'nomuerto'. Motivo por el que, tras ver a Drácula escalando paredes a cuatro patas como una lagartija besucona, y comprobar que aquel ser no se reflejaba en los espejos, pasaba semanas enteras sin probar un taco -claro, por la madrugada se daba sus buenos festines sanguinolentos-, y que el tipo era más raro que un perro verde, decide poner tierra de por medio y decir aquello de pies para qué os quiero. Sin embargo, salir de aquel tenebroso lugar y rodeado de bosques misteriosos y lobos a la merced del 'Príncipe de las Tinieblas' no sería tarea fácil a pesar de las sopas de ajo instantáneas y de los crucifijos de madera.
La novela está contada a través de varios narradores quienes usando sus diarios irán desarrollando la historia desde diferentes puntos de vista. Mina Harker, el afamado doctor Van Helsing -qué diferente del que nos presentan en la película de Hollywood con Hugh 'Wolverine' Jackman- a la cabeza-, y Lucy Westenra forman parte, junto al abogado Jonathan Harker y el propio Drácula, del elenco principal de la obra.
Pero como les decía. No me gustó el final. Y eso que antes de abrir la primera página, obvio, ya sabía que todo acabaría con una estaca clavada en el frío y duro corazón del Conde y con su boca llena de ajos, para, posteriormente, ser cercenada con un corte limpio y sin contemplación por el doctor Van Helsing. Ras-ras y al suelo. Sin embargo, quizá por culpa del cine o del video juego Castlevania -cuántas monedas de 5 duros me habré gastado en esa maquinita-, devoraba las páginas esperando el gran momento. Ya saben, la gran lucha final. Ese esperado combate entre el bien y el mal. La batalla entre el amor de Jonathan Harker, ayudado por la sabiduría del doctor holandés y sus compadres, y el Conde Drácula. El Gran Vampiro de la noche. El Señor de la Oscuridad. El Príncipe de las Tinieblas. El Nomuerto.
Pero no. Niet de niet. Los capítulos pasaban, el final de la obra se acercaba... y nada. La gran pelea final de los videojuegos nunca llegó.
En apenas una página, después de recorrer mares y ríos, y después de dejar atrás países y miles de pueblecitos de la Mancha antigua en busca del mentado Conde, Jonathan Harker -con su esposa Mina más pállá que pacá tras su 'bautismo de sangre' de noches atrás- consigue darle caza justo en la entrada de la puerta de su diabólica morada. Con el sol asomando amenazante y ya casi sin chance para que el gran mito de la oscuridad pudiera salir de aquella y (no)vivir para contarlo. Y así fue como, sin pena ni gloria, y en su mismo féretro sin poder decir ni siquiera oigan cabrones espérenme tantito que me adecente estos pelos, Drácula es trinchado como una anchoa en una aceituna con una estaca del quince. Llegando su (no)vida de lujuria y juergas nocturnas a su fin. (Supuestamente) para el resto de la eternidad.

Ficha técnica:
Nombre: Drácula
Autor: Bram Stoker (Irlanda)
Año de publicación: 1897
Idioma: Inglés y posteriormente traducida a mil idiomas
Género: Terror, gótico, fantástico
Precio: la puedes encontrar desde 60 pesos hasta 300, 500... en adelante

Algunas curiosidades
El término Drácula deriva del rumano dráculea, que significa «hijo de Drácul», nombre con el que se conocía a su padre, quien integraba la Orden del Dragón, fundada por el rey Segismundo I de Luxemburgo, y cuyo atuendo era una capa negra, luego popularizada en las películas. A su vez, el término rumano drácul significa diablo, pero en sentido que aquí traduciríamos por «fenómeno» o «experto» en algo. En la Rumania moderna, el castillo de Bran (ver fotografía de arriba) y la región en la que vivió este personaje son hoy en día un importante destino turístico.

Transilvania significa 'más allá del bosque'.

Mucha gente piensa que Stoker basó su personaje en una figura histórica: Vlad Tepes, conocido como Vlad el Empalador, y en leyendas de vampiros que circulaban en Europa oriental. Tepes vivió en el siglo XV y fue príncipe de Valaquia, (que junto con Moldavia y Transilvania constituyó el reino de Rumanía).

Fuente: Wikipedia

¿El regreso del vampiro?
Recientemente se ha publicado la obra 'Drácula, el no muerto' (dicen que este era el nombre original que tenía pensado Stoker para su novela, aunque finalmente se quedó solo en 'Drácula'), escrita por Dacre Stoker, sobrino biznieto del autor original, e Ian Holt, un fanático de la obra original y miembro de la sociedad transilvana de Drácula. Según he podido leer por ahí, esta novela, que es la secuela oficial, no ha obtenido muy buenas críticas. Aunque como aún no la he leído, me reservo la opinión hasta entonces. Aunque, por lo menos, hay que reconocer la valentía de este par de dos, ya que hacer una secuela de uno de las más grandes clásicos de la literatura de terror, tiene su mérito... Aunque atisbo un cierto aire de 'oportunismo' literario utilizando el apellido Stoker para obtener mejores ventas. En fin, pronto os contaré. Ah, por cierto, si alguien ya la leyó que deje su comentario!

"Escúchelos... las criaturas de la noche. ¡Qué encantadora música componen!"
Drácula

6 comentarios:

IVANMS dijo...

hola Manuel, este libro tambien me lo he leido. A mi parecer es el mejor en cuanto a la historia de drácula se refiere.
Bueno en cuanto a vampiros la saga crepusculo me esta empezando a gustar mas, sobretodo a partir del segundo libro.Bueno cuando tengas tiempo para leer, te recomiendo estos libros, para mi son bastante buenos:
- EL ALIENISTA: Caleb Carr
- EL NOMBRE DE LA ROSA: Umberto Eco
- LA CAVERNA DE LAS IDEAS:Juan Carlos Somoza
- TODO SOBRE SHERLOCK HOLMES:Arthur Conan Doyle
- EL MAPA DE UN CRIMEN:Paco Lopez Mengual.
El autor de esta ultima novela es murciano y el lugar del crimen fue Molina de Segura.

Bueno espero que si tienes tiempo te leas alguno, un abrazo brother.

Manu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manu dijo...

Hola Pollo!
gracias por tu comentario y por tus aportaciones. Aún recuerdo cuando nos tuvimos que leer La Colmena para la selectividad jeje.

Bueno, en cuanto a lo de la saga Crepúsculo... ufff.. A mí la verdad no me llama la atención (con todos los respetos, claro). Lo cierto es que para ser sinceros no soy muy amigo del fenómeno 'best seller' -a excepción de Millenium-; y esta novela me parece la típica 'diseñada' para vender libros como rosquillas a base de marketing y una trama totalmente desvirtuada del original libro de Bram Stoker -vampiros quinceañeros y hombres lobo con granos en la cara que hacen fiestas en sus mansiones; dráculas modelos que andan por el día con sus 'raiban' tan chulos por la calle, etcétera-. Idea que comprobé por completo tras ver -casi a la puritita fuerza- la película, que me pareció pésima en todos los sentidos.

En fin, que mejor seguiré tus otras recomendaciones; de hecho, llevo tiempo queriendo leer algo de Sherlock Holmes, así que pronto te diré qué tal.

Un abrazo primo y saludos a la familia!

AnAHi... dijo...

me gustan los vampiros desde antes que crepusculo obvio y pues los pocos libros que he leido el final siempre queda "flojo" ... igual tiene que ver un poco la imaginacion y lo que quieras pensar despues de leer el libro.
En la linea Carmilla de Joseph Sheridan Le Fanu ... tiene poco que lo termine y pues a eso me refiero con lo de "flojo el final"

Anónimo dijo...

Hola Manu. Veo que te decepcionó el final, yo creo que cuando lo leí ya estaba escarmentado. Cuando estaba con la Ilíada, me esperaba un superduelo ahí de Aquiles, y res de res. Cuando tenía entre mis manos Crímen y castigo, el crimen bien rápido. Creo que el cine nos ha dejado mal sabor de boca con las escenas finales.
Como curiosidad, el conde Drácula no dice ni una palabra en todo el libro, y aún así inspira terror. Debe ser ahí el porqué de una figura tan enigmática.

Nacho G Bengoetxea

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, la verdad la cosa iba muy bien pero luego se fue desinflando hasta que...puff muerto drácula y sí me pareció asombroso que terminase así en tan solo una página, pensé tal vez que tenía algo malo mi edición o algo por el estilo pero no...