miércoles, 1 de junio de 2011

'Desde mi ventana' (recuerdo para José Miguel)


Hay canciones que te transportan a otros tiempos, a otras calles, a otras personas. Y tantos años después de escuchar 'Desde mi ventana' en tu habitación, aún me parece estar viéndote con el gorro de los Knicks y la camiseta de los Lakers mientras escribíamos algo en la última página de la libreta de Matemáticas. En fin, Jose. Solo decirte que se te extraña por acá abajo. Te dejo este tema de Falsa Alarma que tanto escucho mientras corro en las tardes para que, en el día en que cumplías años, recuerdes aquellas noches de verano sentados en la banqueta, cuando nada importaba y la vida no iba más allá de las cuatro paredes que decorabas con tu arte en nuestro barrio. Te extraño, José Miguel. Te llevo en mis sueños.

Feliz cumpleaños.
José Miguel López Hernández, no se te olvida. Descanse en paz.

"(...) y decidí ponerme al día, seguir sus pasos como a un guía,
seguro que algo en claro de esto sacaría,
al menos mis dudas al fin resolvería,
pues manera no había y mi situación más se torcía,
tu sabes, que nunca en la vida, jamás te mentiría,
no lo haría y lo sabes, la falsedad no entra en mis planes,
y tú ya me conoces bien y sabes lo que pienso,
sabes como me comporto, que lo que digo es cierto,
aunque menos cierto es que viva con tranquilidad, seguridad,
cuando lo que abunda en mi solo es perplejidad,
perplejidad de la que no doy crédito,
perplejidad y duda, son las que en el cuello me anudan,
aunque no me cabe duda de que necesito de tu ayuda
y por eso te llamo y te confieso a ti mis dudas..."


9 comentarios:

victoria,victoriae dijo...

Seguro que allá dónde esté te tiene muy presente, siempre se van los mejores y será por eso que no me lo puedo imaginar sin una sonrisa en la cara.

Feliz cumpleaños desde aquí también Jose Miguel. Mil besos Manu.

LyzM dijo...

Mi Vida...

Eso es muy cierto como dice Victoria, se van los mejores, pero siempre estarán en nuestros corazones, y tu amor lo llevas siempre contigo, esas historias que me cuentas de el percibo que era una muy buena persona, excelente POst!!!

Saludos Victoria y bendiciones!!!!!!!

Felicidades Jose Miguel...

Te amOooOOooo mi vida!!!!!!!!

Manu dijo...

Pues sí, tanto tiempo después... y aún lo tengo tan presente. Será porque nunca ha dejado de acompañarme allá donde voy.
Te mando un abrazo gigante Victo; sé que su sonrisa siempre estará contigo.
Muchas gracias mi vida por compartir mis recuerdos y experiencias junto a Jose. Te amo!!

Mª Dolores Macanás dijo...

Precioso el homenaje que le haces a Jose Miguel. Siempre llevarás contigo ese ángel de la guarda y te acompañará allá donde vayas. Un beso Munu y Lyz...

Manu dijo...

Hola María Dolores!!
gracias por tus palabras; sé muy bien que el recuerdo de José Miguel y de aquellos días en el instituto (y la Sabela ;-) están muy presentes en ti. Lyz y yo te mandamos un gran abrazo, ojalá y nos veamos pronto. Saludossssss!!!!!

La Maquinista Yey★ dijo...

Se alegrará de saber que lo recuerdas...

Saludos Manu!

Alego asuntos de trabajo por eso no vengo tan seguido por aquí!!! pido disculpas por mi ausencia!

Manu dijo...

Hey Yezz!! ves como si pudiste entrar?? jeje, aquí la entrada es libre!
Gracias por tu comentario; sip, Jose siempre me acompaña,siempre. Yo también tengo pendiente visita por tu estación. Un abrazo!!!

Anónimo dijo...

Manuel! Me ha emocionado muchísimo leer tu post... Aquí nadie lo olvida y mientras amigos cómo tú lo sigan recordando con tanto cariño no se apagará su luz. Espero que vaya todo genial y seguro que allá donde estés él te acompañará. Un gran abrazo. Gloria.

Manu dijo...

Hola Gloria. Ufff qué emoción leer tus palabras. José Miguel es mi ángel de la guarda; me acompaña allá donde voy y a él me encomiendo cada vez que cruzo una esquina y no sé qué es lo que me depara tras ella. Quiero que sepas que lo llevo en mis sueños y en mi pensamiento. Y así seguirá por siempre. A pesar de los años, a pesar de la distancia. Un abrazo para toda la familia. Espero que, cuando regrese algún día a casa, pueda visitaros y contaros cómo mi amigo José Miguel ha estado acompañándome con su presencia allá donde he ido.