lunes, 2 de marzo de 2009

¡RETIRADA!

Manuel Ureste / Diplomacia Exprés
Se marchan. Seis años después de la invasión de las tropas de Estados Unidos en Irak para derrocar al régimen de Sadam Hussein, Barack Obama pone por fin una fecha exacta a la retirada de los marines en combate: el 31 de agosto de 2010 a las 24 horas locales de Bagdad. Ni un segundo más.

Sin embargo, como era lógico de prever, la retirada no va a ser total ni inmediata. Sino que se llevará a cabo de manera progresiva: de los 140 mil soldados desplegados en la actualidad, permanecerán en suelo iraquí entre 35 y 50 mil, para ir saliendo progresivamente hasta no quedar ni un ranger a la redonda para el 31 de diciembre de 2011.

"Parece que en el propio
partido demócrata, no ven
con buenos ojos la nueva
estrategia de salida
de Barack Obama"
No obstante, parece que en el propio partido demócrata no ve con muy buenos ojos esta nueva estrategia de salida. Especialmente porque: uno, se amplía en dos meses el plazo prometido por el afroamericano para la retirada; y dos –y más importante– se van a mantener unos 50 mil efectivos sobre el terreno, una cifra que consideran alejada de la promesa electoral.
Y hasta cierto punto es lógico el malestar o la desilusión de los demócratas y de todos aquéllos que pensaban que salir de Irak iba a ser cosa de colgarse el fusil al hombro y salir por la frontera silvando –tal y como hizo, por ejemplo, la España de Zapatero–.

"Seamos realistas: la democracia
en Irak es cualquier cosa
menos una democracia.
Por ello, salir de forma
responsable será vital para
no dejar al gobierno de Al Maliki
con las vergüenzas al aire"

Pero seamos realistas: la democracia en la ex dictadura de Sadam aún es cualquier cosa menos una democracia. Por ello, salir de forma ordenada y responsable es vital para no dejar al nuevo gobierno de Nuri Al Maliki con las vergüenzas al aire y en medio de una guerra civil entre sunitas, chiitas, seguidores de Múqtada Al Sáder, y los terroristas de Al Qaeda pegando bombazos a edificios de la ONU.
No hay que olvidar además el elevadísimo precio que ha pagado EU en esta guerra ilegal contra el terror (unos 4.250 soldados devueltos a casa en sacos –cifra oficial–, billones de dólares, la carga ‘moral’ de miles de víctimas civiles asesinadas por uno u otro bando, etcétera) como para arriesgarlo todo en una salida mal calculada, dejando que Irak se convierta –de nuevo– en un Estado fallido.

Por ello, a pesar de que la comunidad internacional desea ver cuanto antes un Irak libre, sin marines ni zorros del desierto custodiando las escuelas de Tikrit o Faluya, la estrategia de Obama, a pesar de no cumplir con la promesa inicial, es la correcta.

"La estrategia Obama es
la correcta: al menos ya
hay una fecha de salida
definitiva, lo cual es un
gran avance después de
seis años de injusticias"
Y lo es por varios motivos: en primer lugar, porque ya hay una fecha de salida definitiva –lo cual es un gran avance después de seis años de barbarie–; en segundo, porque se concede un margen de transición responsable a los nuevos líderes iraquíes para la consolidación de sus políticas; y en tercer lugar, porque con la medida de mantener 50 mil soldados tras la primera retirada, EU se asegura de que los terroristas no se harán de nuevo con el control del país, tal y como está sucediendo en Afganistán.
Estamos, por tanto, ante el principio del fin. Ante la luz al final del túnel si quieren. Pero seamos pacientes: el cambio de la ‘hiyab’ por los ‘jeans tejanos’ llevará su tiempo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Soñador elegido...sólo ves la situación desde la perspectiva imperialista...te has puesto a pensar que tal vez los musulmanes no querramos democracia? que tenemos el islam como sistema que en 13 siglos que estuvo implementándose produjo la civilización más moral y justa de todos los tiempos??? si algo, los musulmanes están trabajando por el regreso del califato, no por la sumisión al capitalismo...

Manu dijo...

Soñador elegido, gracias por tu comentario. Cierto, seguro que muchos musulmanes -entiendo que eres uno de ellos- no quieran la democracia, aunque estoy seguro de que muchos otros sí la prefieren a los férreos régimenes que os gobiernan. Y en cuanto a que el islam ha producido la civilización más moral y justa de todos los tiempos pues... ufff qué quieres que te diga, que es muy muy discutible ese punto. Pero muchísimo. De hecho, no creo que eso que tu llamas sociedad justa y moral exista en ninguna parte de este jodido mundo.
En fin, gracias por tu comentario y nada, sigue trabajando por el califato, que lo mismo nos pasamos todos al islam.